Ricky Fernandez

RICARDO FERNANDEZ, ciudadano norteamericano de origen venezolano, ser “amigo” del Espíritu Santo es su mayor motivación en la vida, desde niño conoce al Señor y lo ha amado. Egreso como Ingeniero en Multimedia y Diseño Artístico de Video Juegos, del Art Institute of Fort Lauderdale, en el año 2003, se hizo un experto en tecnología, pero no fue más importante que lo que el sentía como su verdadera misión, para la cual se preparo teniendo el título en master y un doctorado en Teología en la ciudad de Tampa.
Su pasión, ha sido siempre poder llegar a las almas perdidas y destruidas para presentarles el amor de Cristo, llevándoles el mensaje del evangelio, con el propósito de construir familias para Dios, y forjar un futuro de salud espiritual para la hermosa ciudad de Miami.
En su apostolado se complace en poder ayudar a cada miembro de familia a descubrir su propósito en Dios, y acercarlos al mundo con un verdadero carácter de conquistadores, preparados para enseñar a otros los principios bíblicos y las herramientas que ayudaran a todos a ser personas de referencia en el entorno.
Esa visión incluye un manto de sanidad y milagros sobre su vida, tras haber presenciado un sin número de conversiones de personas, milagros y testimonios de sanidad, bajo la presencia del Espíritu Santo de Dios, en varias campañas evangelistas de Sanidad y Milagros.
Fundador del simposio de adoradores “Tocando las puertas del cielo”, el cual se ha realizado en más de cinco países con un éxito impresionante. Junto con su esposa también fundaron, además, desde el año 2012, la Iglesia DIOS CON NOSOTROS, en la bella ciudad de Doral, en el estado de la Florida, donde se desempeña con senior pastor.
Ha viajado por 4 continentes llevando la palabra de Dios más de 23 países donde ha predicado la palabra y ha profetizado con palabra certera para el pueblo de Dios, ha establecido 3 iglesias. Desde hace cerca de cinco años es miembro activo del BOARD OF FAITH, siendo uno de los cinco líderes locales encargados de asesorar al Alcalde Doralino, en los temas de la pertinencia, creación, funcionamiento, normativas legales y otros aspectos vinculados con las iglesias, en esta ciudad. Ese espacio es, sin duda alguna, un reconocimiento a su intensa actividad social en beneficio de la comunidad.